¿Cambio?

Anoche no pude pegar ojo. Nunca pensé que diría esto pero hay lugares en los que es imposible ir a la playa. Hong Kong es uno de ellos. Detrás de la línea amarilla que delimita el espacio donde puedes plantar tu necesaria sombrilla alquilada, no corre ni pizca de aire. La gente se amontona buscando … More ¿Cambio?

Naranjas y monos

En la lucha de Hong Kong, quien aprecia la tranquilidad de los días, se agobia. Aquí no hay horizontes anchos o espacios abiertos. El cielo está un poco más lejos, más alto que en la planicie castellana o los acantilados de Fuerteventura. Como si las colmenas en las que se aprietan las familias hongkonesas explicitaran, … More Naranjas y monos